Harinas Sin Gluten

Harina sin gluten de maíz

La harina de maíz es el polvo que se obtiene de moler los granos de maíz y es de color amarillo. Es una de las harinas sin gluten más utilizadas en los productos específicos para celíacos, pero igualmente es necesario que especifique si es libre de gluten por el tema de la contaminación cruzada.

Harina sin gluten de maíz

Aunque no es de las harinas más nutritivas, si es rica en minerales como el fósforo, magnesio, selenio y hierro, vitaminas A, E y B e hidratos de carbono.

Su sabor es intenso y un tanto dulce, por lo que es muy utilizado en la repostería y para espesar salsas. En España hay varios productos típicos elaborados con esta harina. Destacarían en Asturias la borona o borona preñada, los tortos, el pantruque, el emberzao y las fariñes. En países del Sur de América destacarían la arepa o los tamales como productos típicos hechos a base de masa de maíz; y en Italia la polenta.

Harina sin gluten de mijo

harina sin gluten de mijo

Siendo el mijo uno de los cereales más nutritivos, es por lo tanto su harina una de las harinas sin gluten más nutritivas. Es rica en vitaminas B, especialmente niacina, B6 y ácido fólico, calcio, potasio, magnesio y zinc, tiene un bajo contenido en grasa, es fuente de hierro, por lo que es buena para combatir la anemia y además es rica en silicio y fósforo. El contenido de proteína en el mijo es muy similar al del trigo y el maíz.

Es de textura suave y de color blanco amarillento con un sabor dulce y un ligero toque a nuez. Es ideal para dulces como las magdalenas o los pasteles pero también se puede usar para hacer un pan rápido sin levaduras e incluso, si haces una masa fina, como base de pizza.